El apoyo de World Vision mejora la nutrición de nuestros niños

El apoyo de World Vision mejora la nutrición de nuestros niños

Malí atraviesa una crisis multidimensional desde hace años. La crisis que comenzó en el norte se ha extendido recientemente al centro del país, con graves consecuencias, como la desnutrición, los conflictos comunitarios y el cierre de muchas escuelas.

Estos conflictos han contaminado la atmósfera social y sus estragos se han visto agravados por la falta repetida de lluvias que ha provocado una crisis alimentaria. A la mayoría de las familias les resulta difícil garantizar las tres comidas del día, lo que incrementa la desnutrición de los niños en todo el país. Actualmente, la respuesta de emergencia de World Vision contribuye al cuidado de 503 niños que sufren de desnutrición aguda, de los cuales 268 han sido rehabilitados.

Carolina conoce perfectamente las consecuencias de la desnutrición

Carolina es una ama de casa que vive en Yassing, a 22 km de Koro. Ella es la madre de Habiba, una hermosa niña de 10 meses. También es madre de otros cuatro hijos, dos niños y niñas, el mayor de los cuales tiene 11 años.

"Mi hijo enfermó durante aproximadamente dos semanas y no buscamos tratamiento. Los voluntarios de la comunidad me convenciaron para llevar a mi hijo al centro de salud. A mi hijo le diagnosticaron malnutrición y me ofrecieron un tratamiento para él. Le dieron alimentos terapéuticos y específicos para que su estado mejorase gracias al apoyo de World Vision. Sé que si no hubiera llevado a mi hijo al centro de salud en ese momento, iba a perder la vida, gracias a este tratamiento, mi hijo está curado y goza de buena salud, estoy muy agradecida a World Vision. Compartí mi experiencia con los miembros de mi comunidad a través de chats en mi familia que son grandes, en las reuniones de mujeres para que tomen conciencia de la buena nutrición de los niños".

Carolina sigue viviendo en una región inestable, llena de incertidumbre y preocupación, pero la salud y la posible desnutrición de Habiba y sus otros cuatro hijos ya no es uno de ellos.

Al igual que Carolina y Habiba, Word Vision continúa contribuyendo a la rehabilitación de 268 niños desnutridos, proporcionando alimentos terapéuticos para las comunidades y las familias que viven al límite. En una crisis larga y compleja, estos alimentos y medicinas son aún más vitales para la supervivencia y el bienestar de miles de niños en todo Malí.