Indonesia: un mes después del terremoto y tsunami

Indonesia: un mes después del terremoto y tsunami

Casi un mes después del devastador terremoto y el tsunami que azotó el centro de Sulawesi, más de 220,000 personas permanecen desplazadas y al menos 110,000 supervivientes, muchos de los cuales son niños, viven en centros de evacuación y necesitan apoyo inmediato.

Cientos de tiendas de campaña se construyen en espacio abierto bajo el cielo aún soleado antes de la llegada de las lluvias. Miles de personas están buscando una esperanza después del gran terremoto y el tsunami que azotó a Palu, Sigi y Donggala el 28 de septiembre de 2018. Nadie quiere quedarse más tiempo en este gran campo seco, incluida Lusria, de 25 años, madre de dos hijos del pueblo de Jono Oge. La casa de Lusria se rompió y se hundió después de que el terremoto y el tsunami devastaran su aldea.
 
En una pequeña tienda de campaña, Lusria vive con otras tres familias, incluida la familia de su hermana, Narlin, de 23 años y su madre. Ambas hermanas han perdido su hogar en Jono Oge. Actualmente, tienen que pasar sus días en el puesto de evacuación de Jono Oge ubicado en la aldea de Pombewe: “Todavía es difícil para mis hijos vivir aquí. En la mayoría de los días, se sienten enfermos. Hace mucho calor durante el día y mucho frío por la noche. Como la comida es escasa, no reciben la nutrición suficiente que necesitan. Por eso se enferman fácilmente en estos días ”, dice Lusria.
 
Narlin, de 23 años, hermana de Lusria, también tiene el mismo dilema. Su hija de dos años, Yana, a menudo se queja cuando no hay nada para comer. "Ha sido muy difícil vivir en una tienda de campaña. Después del terremoto y el tsunami, la comida ha escaseado y solo dependemos de la ayuda para el gobierno y las ONGs ", agrega Narlin.
 
A medida que las familias comienzan a reconstruir sus vidas, World Vision en Indonesia está coordinando estrechamente con el gobierno y las agencias asociadas para garantizar que los niños puedan recuperarse y reconstruir sus vidas en un entorno seguro y propicio. En un plazo de seis meses, tenemos como objetivo satisfacer las necesidades inmediatas de 80,000 personas, centrándose en alimentos, artículos no alimentarios, kits de higiene, refugio de emergencia, nutrición y protección, especialmente para mujeres y niños.
 
Gracias a la ayuda de nuestros donantes,  World Vision ha distribuido paquetes de alimentos a 3,664 personas afectadas  en las áreas de Palu y Sigi. El paquete contiene arroz, frijol mungo, aceite de cocina, sal, azúcar y otros, que los mantendrán durante al menos un mes. Más de 1.071 niños han participado en los Espacios Seguros para Niños en 11 lugares diferentes ayudando a superar así los traumas vividos. A día de hoy hemos proveído de agua potable a 2.356 personas afectadas.... Pero miles de niños nos siguen necesitando. 
 
¿Nos ayudas?