Los Derechos Humanos siguen sin cumplirse en algunas partes de Europa

Los Derechos Humanos siguen sin cumplirse en algunas partes de Europa

En 1948, los líderes mundiales acordaron la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un documento que expone, por primera vez, los derechos humanos fundamentales que deben ser protegidos universalmente. Desafortunadamente, en 2018, 70 años después de que se acordaran estos derechos universales, miles de personas en europa todavía no disfrutan de ellos o de las libertades de expresión, de culto. Los niños, como siempre, se encuentran entre los más vulnerables al ver negados sus derechos de forma reiterada.

Las niñas son especialmente vulnerables 

En Albania, Armenia, Azerbaiyán o Georgia, las prácticas y creencias culturales conducen a una discriminación contra las niñas y las mujeres tan importante que muchas niñas no llegan a nacer. En Albania, alrededor de 112 niños nacen por cada 100 niñas, un número mucho más alto que el promedio mundial de 105 niños por cada 100 niñas. Solo China, con una política oficial que limita el número de niños por familia, tuvo una mayor discrepancia porcentual entre niños y niñas en el momento del nacimiento (durante 2010 y 2011). Si la selección de género continúa, causará serios problemas sociales, según un estudio de World Vision con el Fondo de Población de las Naciones Unidas. 

 

Instituciones de menores 

Cerca de 629.000 niños están internos en Europa del Este en instituciones encargadas del cuidado de los menores de edad, huérfanos o abandonados y de los niños o adolescentes, a quienes las autoridades han separado de sus progenitores, retirándoles la patria potestad. Los estudios revelan la violencia física y psicológica generalizada contra los niños en estas instituciones. World Vision se asocia con todos los diferentes niveles de gobierno para formar a los trabajadores sociales, ayudar a los niños y las familias a reconectarse y capacitar a los niños para abordar los diferentes problemas de protección que enfrentan en sus comunidades. Durante años después de la caída del comunismo, miles de niños rumanos, con y sin discapacidades, fueron gravemente descuidados en instituciones estatales. Las nuevas leyes y la presión internacional han ayudado a mejorar las condiciones pero siguen quedando grandes desafíos por delante. A través de nueve centros de atención multifacéticos, World Vision trabaja con niños y familias que luchan con diversas discapacidades. Reciben educación, servicios esenciales de salud y asesoramiento, y capacitación laboral.
 
 

Procesos de recuperación de la paz

Kosovo ha experimentado tensiones continuas con los países vecinos y entre grupos étnicos dentro del país desde la desintegración de Yugoslavia en 1992. Como resultado, muchos niños han crecido con desconfianza, odio e inseguridad. El proyecto Niños Por la Paz de World Vision trabaja con cientos de jóvenes para promover la paz a través de capacitación en habilidades para la vida y liderazgo, juegos y educación sobre los derechos del niño, el VIH y el sida, la igualdad de género y la gestión ambiental.
 

Los derechos humanos en el centro de nuestro trabajo 

Las naciones cuentan con sistemas propios para proteger los derechos de sus ciudadanos; sin embargo estas leyes, estructuras y procedimientos a menudo excluyen a grandes grupos de personas de estos recursos y su capacidad para acceder a los derechos. Uno de los grupos de personas más vulnerables son los millones de niños, por diversas razones, no se registran al nacer. Aunque el registro de nacimientos es el proceso de inscripción más fácil y más común, persisten las barreras en multitud de países del mundo. La falta de registro es a menudo el resultado de otros factores que incluyen la discriminación y la pobreza. Los efectos de no registrarse en el momento del nacimiento crecen con el tiempo y, a menudo, conducen a la incapacidad de acceder a los servicios básicos incluida la salud y la educación así como exigir el cumplimiento de los derechos humanos. 
 
Mientras se suceden las celebraciones por la creación de este importante documento el 10 de diciembre hace 70 años, World Vision hace un llamamiento a las personas, organizaciones y gobiernos para que cumplan con su parte y se puedan garantizar el que todas las personas disfruten del acceso a sus derechos fundamentales como seres humanos.